CODIAGRO-CATALOGO-2014-9

Las soluciones agrícolas más avanzadas

Un valor diferencial que nos hace líderes en el mercado es la fuerte inversión en I+D+i que convierten a CODIAGRO en un referente dentro del sector. De este modo, la empresa esta dotada con varios laboratorios de Investigación y Control de calidad, equipados con las mejores tecnologías, para el desarrollo y creación de nuevos productos. Nuestro objetivo es que todos los productos superen unos exhaustivos controles de calidad internos, siendo esto uno de nuestros principales compromisos con nuestros Clientes.
Nuestro espíritu innovador se ha materializado en la creación de nuestras moléculas modificadas Amec ®. Así como en un trabajo constante de Investigación para la creación de nuevos Productos.
CODIAGRO mantiene diversos convenios de colaboración en materia de Investigación con Universidades Nacionales e Internacionales y es socio de importantes institutos tecnológicos. Cabe destacar el convenio de colaboración con la UNIVERSIDAD JAUME I de Castellón donde se están realizando importantes proyectos conjuntos.

AMEC2

Producto patentado y registrado por Codiagro

En el corazón de nuestros productos, la molécula AMEC.
El valor añadido a nuestros productos que marca la diferencia.

Es un producto exclusivo de Codiagro

La molecula AMEC facilita el transporte y traslocación de nutrientes por el interior de la planta.

La molécula AMEC contribuye al mejor funcionamiento de la planta

Es totalmente biodegradable, segura y respetuosa con el medioambiente. En definitiva, la molécula AMEC contribuye significativamente al mejor funcionamiento de la planta Los ácidos AMEC, productos exclusivos de Codiagro, a diferencia de los reguladores del crecimiento sintéticos y las fitohormonas, promueven alteraciones fisiológicas temporales que provocan una mayor biomasa vegetal, expresada en el rendimiento o producción, y una amplia respuesta a los condicionantes ambientales.

Estos ácidos, dotan a los productos de Codiagro de propiedades especiales que los capacitan para: reducir algunos factores limitantes de la producción agrícola, como diferentes tipos de estrés; aumentar la eficiencia nutricional de los macro y micro nutrientes, ayudan a inducir un mecanismo metabólico más eficiente en las plantas; y por último, inducir los mecanismos naturales de defensa y disminuir los daños causados por agentes bióticos externos –hongos, bacterias, ácaros fitófagos, etc…–.

En definitiva los ácidos AMEC contribuyen significativamente a la sanidad general de la planta.